domingo, 4 de julio de 2010

El ataque de los clones frente al imperio de los logos

Pin It Now!
Photobucket

¿Qué pasa con las imitaciones? ¿Qué nos hace preferir una pinza con una doble ce falsa frente a una lisa? ¿Por qué preferimos gastar el dinero en un bolso de imitación que en uno de marca blanca?¿Qué extraña fascinación ejercen los logos que los pondríamos hasta en las alcantarillas?

Cada uno es libre de malgastar su dinero en lo que le dé la gana, pero me gustaría comentar a los potenciales compradores que lo siento amigos pero no, no están engañando a nadie, no, no dan el pego, sí, sí se nota que son falsos. Concretamente a los 4 segundos, de verdad, incluso aunque creas que está muy bien hecho, esa ce más cerrada de lo normal, esa tipografía que se asemeja pero no es, esos bordes de las letras de cuero mal rematadas, esa falta de brillo en las cremalleras y los cierres, esas asas demasiado rígidas, incluso a veces, ese modelo que esa marca jamás siquiera ha lanzado. Y no me refiero sólo a los de los top mantas, todos tenemos algún amigo que ha venido de la India contentísimo porque descubrió un taller súper clandestino (especial para turistas) donde compró una maleta de Louis Vuitton por escasos 300$. Tú miras la maleta y piensas que esos remaches cantan la Traviatta, pero hey, la felicidad en la cara de tu amigo no tiene precio así que cierras la bocaza.

Photobucket

Insisto en que no voy de listilla que pretende dar la charla moralista sino que más bien hablo desde la experiencia. En mi primero viaje a EE.UU. vine felizmenta cargada con una imitación de un bolso de Fendi, era un modelo poco conocido y seguramente en mi entorno nadie siquiera sabía lo que era Fendi (en una escuela de ingeniería aunque lo hubiera gritado a los cuatro vientos habrían pensado que era el inventor de algún teorema de circuitos y sistemas dinámicos), así que me sentía segura en mi pequeño engaño. Pero ese sentimiento de haber sido más lista que el mundo por haber pagado un precio ínfimo por un bolso de lujo (tipo: ja! marcas de lujo, os la jugué!) al cabo de un par de semanas se tradujo en asco y rechazo (tipo: eres feo, eres falso y siempre lo serás, yo sé que lo eres y peor aún no te puedo llevar a cualquier fiesta tranquilamente porque seguro alguna penca te reconoce o peorcísimo aún tiene el de verdad).

Este tipo de pensamientos son los que quisiera compartir gratuitamente con los viandantes cuando paseo por Madrid y veo cientos de Carolinas Herreras, Touses y Vuittones deformados, hasta que paso por delante de un escaparate con un buen clon de Mulberry y PLOF cambio de pensamiento...uhm, hipócrita.

¿Os pasa lo mismo? ¿Es la copia del logo lo que no os gusta o la copia del diseño en sí? ¿Tenéis fuerzas para resistiros a las imitaciones? ¿Y a los clones?

55 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay copias que es casi imposible darse cuenta de que lo son, no son todas cutres,como comentas, de todas manera siempre canta alguien que lleva un bolso de 2000€ y va vestida/o de Zara y HM

Paula dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo, pero no sólo porque alguien pueda darse cuenta sino porque me parece algo realmente feo comprarse algo de imitación. Cuando me compro algo de firma es porque me gusta, no porque sea de firma, y esto se aplica a las cosas de imitación, me explico:
Tu ves u bolso moniiiiisimo, que te encanta porque te encanta el color la forma y todo y de repente ves ahí ese oso maltrecho que en vez de ser Tous es Tos y me sienta fatal.
Por otro lado, en cambio, si a alguien le hace ilusion comprarse una prenda porque es de marca y se quiere dar el capricho, que es perfectamente comprensible, una prenda de imitación no te satisface porque un capricho es un capricho y si te lo das, te lo das bien...

En definitiva, no a las imitaciones por mi parte jajaja.

Besos :)

Princesa Encantada dijo...

Yo soy más partidaria de los clones, es más sano y se "ensucia" el nombre de una marca. Si quiero llevar el logo de una marca me compro el original y listo, y si no puedo comprar el original seguro que en el maravilloso mundo INDITEX lo han creado o lo crearán.

Besos

http://elescaparatefucsia.blogspot.com/

Princesa dijo...

Yo opino como tu, prefiero no llevar nada de imitación. Si no puedo comprar el original, me compro X de una tienda no tan estupenda y fuera. Cuando tenga el dinero suficiente, las ganas o simplemente me apetezca me compraré el original.
Un bso guapa¡¡

María Riccia dijo...

Pues sí que me pasa lo mismo... Es más, tu post me ha recordado a mi primer viaje a Italia. Fue allá por el 2006 que fui a Florencia y me encontré con unos manteros vendiendo bolsos, todos perfectas imitaciones de Gucci. Estuve tentadísima e incluso volví por la tarde para darle una oportunidad a esa perfecta imitación, pero cuando llegué allí y lo cogí... me vinieron a la mente todos los pensamientos que has comentado, entre ellos: "Los demás no saben que es falso pero tu sí lo sabes". Y ahí se acabó mi historia con el Gucci falso... La verdad es que no me arrepiento de haberlo dejado allí. Y ojo, que no soy de marcas, entre otras cosas porque no me lo puedo permitir; pero prefiero mil veces invertir en un buen Loewe que gastarme cuatro duros en uno falso...

Por cierto, se te echaba de menos! Soy nueva en esto de los blogs pero llevo un tiempo leyendo el tuyo y me encanta!

Eli dijo...

Jajaja, hace poco Mayte de La Iglesia hizo un post similar al tuyo.
Yo opino igual que vos, antes que comprarme un "logotipo deformado" como dijiste, prefiero uno de marca blanca, que para el caso es lo mismo y no quedo como una ignorante que creo que engaño a los demás. Y si es un clon estilo zarero, ya me vuelvo loca. Lo que importa es el diseño y la calidad, no la firma que lleve.

nueve dijo...

Genial!!!! Me he reido tanto que se lo he leido a mi chico, el cual es un loco de los relojes (mucho antes de que todo el mundo lo fuera) porque él opina lo mismo de todos aquellos que le enseñan sus adquisiciones haciendolas pasar por buenos...y cantan vaya si cantan ;)
Bsns

Ele dijo...

Hola! Veo que no descansas ni los fines de semana, ehhhh...?
Yo pienso igual que tú, no me gustan ni me han gustado nunca las imitaciones, incluso si las hace Misako clonando un bolso de Chloé... Con lo bonitos que son los bolsos originales...! O incluso alguno que no sea ni de marca, tipo: Massimo Dutti, Stradivarius o... Bimba y Lola!! Me parece una cutrez el pasador de pelo con el logo de turno pudiendo ponerse uno liso o, quien sabe, customizado por ella misma!
Luchemos contra el top manta!!!
Un besito!

Maia dijo...

Me ha parecido muy interesante el post, desde el título hasta el debate que has planteado.

Yo soy anti-logos, y más si además son falsos.

Otra cosa me parece los clones que pueden sacar otras grandes marcas sin ningún tipo de logo. Si yo me compro un seudo-clon del 2.55 en Misako, no estoy engañando a nadie ni a mi misma. Intento llevarlo con el mayor estilo posible porque me gusta el estilo del bolso no porque me crea que llevo un Chanel. Lo mismo me puede pasar con copias de Mulberry, Balenciaga o Prada. Creo que no tengo ninguna, pero no estoy segura de que ninguno sea algún clon y no me haya enterado.

Mañana, si nada me lo impide, me compraré un bolso de Bimba & Lola, que con mi economía de estudiante será todo un desembolso. Pero me apetece tener un bolso de cuero "bueno", con tacto suave y sin olor a plástico. El modelo que he elegido es un doctor bag acolchado, en negro, muy estilo Chanel también. Otro clon ¿no? ¿O simple inspiración? No sabría decirlo.

Yo creo que lo cutre es intentar aparentar algo que no somos, como en todos los aspectos de la vida. ¿Qué gano luciendo un bolso con las dos Cs, cuando todo mi entorno sabe que ni en sueños he habré podido comprar uno original? Nada. Pero eso no quita a que me guste el estilo del bolso y que me compre algo "inspirado" o parecido.


Para rollo que he metido! Jaja.

Al final todo es un poco hipócrita y contradictorio.

Besos!!

Mon dijo...

Tengo una imitación de un bolso de Chanel y no tengo ningún sentimiento de culpabilidad. Si alguien me pregunta (me afirma, mejor dicho)no tengo ningún reparo en comentar que sí, es una imitación. Nunca en la vida gastaría un dineral en un bolso porque, sinceramente, no creo que lo valga.

Así que soy feliz con mi imitación de Chanel y mis bolsos de cuero de marca blanca (con una relación calidad/ precio más razonable).

Con los clones de prendas tengo sentimientos encontrados. Me gusta verlos pero casi siempre son "demasiado tendencia" y yo soy una chica clásica. A mí me sacan del vaquero, la camisa y el cárdigan y enseguida me dan fatigas jeje.

Thalía dijo...

Lo que se enconde detrás, tanto de la adquisión de auténticas piezas pero muy reconocibles - con logos, etc.- como de la compra de imitaciones está estudiado por numerosos psiquiatras y sociólogos y es muy complejo. Básicamente responde al anhelo de desclasarse y pertener - aunque sea a base de ilusión y engaño - a una élite que todo lo puede. Conocí durante algún tiempo a una chica de familia súper rica que vestía de maravilla pero jamás con nada que mostrara un logo, marca o que fuera la locura de la temporada y por lo tanto fácilmente reconocible ( como los gatos y las golondrinas de miu miu esta temporada, por ejemplo ) y obviamente nunca hacía ostentación de su posición económica y una vez una conocida común - que la detestaba de pura envidia - le reprochó en público poco menos que eso: que no hiciera alarde y mostrara ostensiblemente a todos que ella "podía"...

Yo compro poco desde que soy adolencente pero siempre bueno; también detesto los logos o las piezas que sean muy reconocibles ( ¡ salvo el 2.55 o la colección de este año de Miu Miu ) y nunca he comprado un clon;prefiero un bolso de rafia o de tela chulo a llevar plástico con los osos o las efes por todas partes. ( De echo confieso que tengo un bolso de CH con logotipos grabados en la piel que me regalaron hace años ¡¡sin estrenar!! ).

Un abrazo

Dans la mode dijo...

Si te cuento,...según una de las agencias de tendencias "very very important in the worldly world", en el otoño-invierno 2011 va a haber un juego en las calles entre los dos conceptos. Me explico: se va a poner de moda llevar falsificaciones, y contra más se vea que lo son, más fashion victim serás.

De lo que ellos digan a la realidad puede haber un trecho, a veces aciertan, a veces no :)

Muy interesante el post! Y Condesa, cuánta razón tiene usted. Espero algún día poder comprarme un chanel,... y hasta entonces los de los chinos pueden esperar, que en el h&m hay inspiraciones sin pretender ser imitaciones.

Saludos! Irene

ANDYTOP dijo...

si y no.
Si no engañas a nadie no tienes poqué sentirte culpable, si tu Vuitton es mas falso que una moneda con dos caras, pues lo dices y tan campante..se supone que te lo has comprado por el diseño y no por la marca no???

Is ♥ La 5th con Bleecker st. dijo...

pues me ha pasado 3/4 igual que a ti. de mis viajes a NY he venido cargada de bolsos, pero la felicidad me duró poco ya que el saber que eran falsos era superior a mi. así que he dado carpetazo al tema. prefiero tener muchos menos, pero saber que es auténtico

besos!

la emperatriz de lavapiés dijo...

Me gustaría pixelarme para confesar que tuve un LV falso, el modelo con las cerezas de Murakami... y me pasó lo mismo, me daba vergüenza sacarlo (además la cremallera se atascó el primer día).¡Y no lo volví a hacer! aunque mi hermana tiene un falso chanel que le regalaron que parece una bata de guatiné y tiene mucha guasa, y lo pasea bien feliz. Bss

Patricia dijo...

Yo sin duda rechazo las imitaciones... prefiero llevar un bolso de Mango que una imitación de LV!! Ya no xq la gente se pueda dar cuenta sino xq no me siento bien... creo que mi reacción hacía uno falso sería la misma que la tuya!!

Puede que alguna vez me compre un bolso de zara xq me recuerde a ese modelo de Gucci o de LV que tanto me gusta, pero no me compraría la imitación!

Un beso,
Patricia

Anónimo dijo...

k buen post, estoy contigo, creo k los logos ejercen una fuerte atraccion en las personas por la sensacion de poder que genera el poseerlos

Anónimo dijo...

No podía estar más de acuerdo contigo. Vale más la pena comprarse un bolso en Misako por 20 euros, que tirarlos en una copia más falsa que los billetes del Monopoly. Además si todo el mundo de tu entorno sabe que eres mileurista donde vas con un bolso que auténtico cuesta 600 euros, a quien quieres engañar!!! Y hay algo peor, en Chinatown en New York, eliges el modelo y te pone el logo de la marca que quieras.
Y que conste que yo tambien caí con un Louis Vuitton que compré en Roma, hace 8 años cuando por aquí las falsificaciones no erasn tan comunes.

Pilar

La Condesa dijo...

Anónimo: uhm...no sé, no sé, yo creo que las imitaciones se nota que son imitaciones, no tanto por lo que lleve puesto la persona sino por el bolso en sí, siempre fallan en los detalles


Paula: uy sí, el oso Tos el pobre es el que normalmente sale peor parado

Princesa encantada: ay sí, el maravilloso mundo de los clones, sí, pero...¿no son en cierta medida una imitación también? ¿por qué sí aceptamos las imitaciones sin logo (clones) pero las imitaciones con logo no? ¿no son lo mismo...un poquito?

Princesa: otro beso para ti! sí, yo también suelo ahorrar para comprar cosas concretas...aunque luego rompo la hucha y me compro una cámara de fotos o un ordenador o un viaje, jajaja

María Riccia: sí, siempre suele pasar en un viaje, jajaja, pero hiciste bien, más que nada porque te ahorraste un dinero que luego sino iba a acabar enterrado en el armario. Gracias! he estado esta semana de viaje

Ana dijo...

estoy totalmante de acuerdo contigo! sí es verdad que soy partidaria de los clones pero no de logos.. me parece super cutre, es como un quiero y no puedo, y si tengo algo es porque he podido pagarlo.En cuanto a mezclar un vuitton con una chaqueta por ejemplo de zara, no le veo la pega, es más pienso que eso es tener estilo!

la parisina dijo...

coñe que casualidad, vengo del último post de Devil wears Zara que hace exactamente la misma pregunta!
pues creo que al clon siempre le puedes llamar "inspiración", "tendencia"... (y sin ir más lejos un bayswater de Mulberry también se parece sospechosamente a un Birkin, no?)

lo de la réplica ya es otro tema, no entiendo muy bien donde esta el placer en llevar un objeto falso, lo bueno de un vuitton es la historia que lleva detras esa marca, el placer que da tocarlo, notar que llevas una pieza de artesanía.

También te diré que el amor del logo es muy español, en París se nota mucho la diferencia en este sentido, en nueve años jamás me he cruzado a alguien con una camiseta que ponga calvin klein, en españa parece una tradición local.

mer en madrid dijo...

A mi pasa algo parecido, sólo he comprado una imitación 1 vez, y aunque ni en la propia casa lo han reconocido, me siento una farsante.
El resto de bolsos que tengo son auténticos, y por lo tanto, dado sus precios, tengo muy pocos, pero soy muy feliz cuando los llevo.
Besos.

cecilia dijo...

Yo me decanta hace tiempo por las marcas blancas en todos los sentidos (desde el super,hasta los bolsos, pasando por la ropa interior) lo que cuenta es la percha no la marca. He visto y tengo amigas que se gastan una pasada en ropa y complementos y les sientan como el culo y sin embargo hay otras que se visten de Inditex y mercadillo y van siempre estupendas.

Saludos,

P.D.: Que conste que tengo un CH autentico, que me regalaron

Crisús dijo...

Hola Condesa:
Vaya el eterno dilema de las falsificaciones jajaja, no te puedes imaginar el numero de “señoronas” que se vuelven locas en el paseo marítimo al caer la tarde con los manteros y ellas tan “pagás” con su Channel, su Luis Vuton, o sus Chuchis…

A mi me encantan los bolsos, soy una loca del complemento rey, tengo muy claro que si he de “opositar” para el que me gusta lo hago, aunque tenga que pasar más de un año, me ocurrió con el Amazona el año del aniversario, se agotaron y me esperé para conseguir el mío, por otro lado en mi armario tanbien conviven otros sin rancio pedigrí, bonitos, de calidad y sin ninguna pretensión de ser otra cosa que una pieza graciosa y original.
Lo de querer aparentar o no ese es el dilema de siempre, si tu sabes que es bueno lo sabes y punto y te acompañará con la mayor dignidad del mundo allá donde vayas, además causará tanta envidia como un novio guapo colgado del brazo, sino daos cuenta como lo miran de reojo cuando pasas.

Os cuento la anécdota de una amiga mía que se compró un Prada maravilloso hace un par de años para la comunión de su hija y se le ocurrió decir a todo el que le alababa el bolso con cierta envidia que era de china, manda “güevos” jajajaja!!! Ella sabia que su Prada era original y los demás le daban igual, si total la iban a criticar de todas formas jajaja.
Un beso, Crisús.

Vane dijo...

Yo lo tengo muy claro si puedo me lo compro original, pero esas copias cutres que se ven me ponen enfermas. Yo quería uno de Tous, esperé a las rebajas y me lo compré, y si no me lo puedo permitir miro para él, pero esas copias horrorosas, no gracias!

coco dijo...

totalmente de acuerdo. me pasó lo mismo con un Fendi de NY. Y le cogí un asco mortalino, tanto, que nunca máis. Cantan, y un montón. Se notan a la legua.

Odio las imitaciones. Son un quiero-y-no-puedo (que es lo peor del mundo) y además un atentado contra la creatividad y la propiedad intelectual. Que luego a la gente no le duelen prendas por llamar ladrón a cualquiera. Y eel que esté libre de culpa, que tire la primera piedra.

Grannnn post

Anónimo dijo...

me ha encantado el post y no puedo estar más de acuerdo contigo, pero aqui entramos más en debate de "hasta que límite llega la toneria de la gente?". Me rechifan los bolsos, tengo varios de buenas marcas, pero soy anti logos, a mucha gente le da seguridad llevar un logo, aunque sea falso, eso es lo realmente triste. También conozco a gente que se compro un bolso de marca y les falta anunciarlo por la radio: en lugar de decir "me puedes acercar mi bolso" dicen: "me puedes pasar mi Jymmy choo", aqui entrariamos en el debate de: por que hay tanta tonteria alrededor de la moda?

shoptimista dijo...

Más que la copia, lo que gusta es el diseño, por eso no me resisití cuando en Blanco me compré un clon de Balenciaga, imagina el pestazo del bolso pero ese modelo me gusta tanto que ca, no pretendo aperentar o engañar a nadie, es que ese diseño me gusta....en fin....

besos condesa

ana dijo...

Como no estoy muy metida en el mundo bolso directamente pienso que todos son de imitacion y me quedo bien ancha.
Me espantan las imitaciones y el logotipismo cutre directamente me deja ojiplatica.
Dignidad por favor.

Arruza and Brown dijo...

NO es lo mismo un clon que una marca , porque como dices a veces hay cosas con marca que ni siquiera son clones.
Particularmente me gusta lo auténtico,hasta en el jamón(del que también hay imitadores ) .
Las imitaciones son un querer aparentar lo que no se tiene o no se es, es comprar un status al que no perteneces.
Los clones.Si no existiera el gran Zara se inventaría queremos parecernos a quien sale en las fotos: socialites, it-girl, cantantes, actrices...y si ellas llevan prada, el resto lleva lo mismo pero sin pagar el logo.
Yo voto por lo auteéntico.

Anónimo dijo...

Tengo una LV falsa. Un neverfull ¬¬

Me importaba un pepino lo d Vuitton, pero el modelo era lo q necesitaba: amplio, sensato!!

La uso todo el tiempo y me ha salido muy bien. Si alguien ve q es copia, a decirle q lo es y ya :)

Su dijo...

Sinceramente, me parece requete hipócrita esa actitud. La cuestion es que un bolso de 3000 € ( o de 6000€ como un Birkin) no es opción para la gran mayoría, pero eso no quiere decir que no tenga buen gusto y le encante un bolso de Chanel. Así que hay unos señores que lo copian, en algunos casos muy, muy bien y por poco precio. No se compra la marca se compra un diseño. Ni que decir tiene que es ilegal. Pero un simil es, si una reprodución de una gran obra de arte no merece estar en nuestro salón porque no es un original al óleo.

Anónimo dijo...

Me pasó exactamente lo mismo que a tí cuando fui a NY en el 2008. Toda encatada con una imitación también de un FENDI "buenísima" que te venden en Chinatown y de vuelta a casa piensas: "no sé para qué me lo he comprado",lo guardé junto al resto de bolsos hasta que en una de las limpiezas de armario lo tiré sin estrenarlo.
Creo que me dejé llevar por la euforia del momento y el lugar en el que estaba.
s
Siempre he pensado que ese tipo de artículos (caros)son para la gente que se lo puede permitir. Así que yo ya he aprendido...
Espero que algún día pueda comprarme el Amazonas de Loewe que deseo desde hace tanto tiempo...

Un beso y que sepas que leo tu blog todas las semanas. Me alegro de que poco a poco las cosas te estén yendo tan bien...ojalá me pase a mí lo mismo. Esta profesión que hemos escogido es muy difícil...

Natalia Calzado

Anónimo dijo...

ay condesa, como me encantan tus post y tus reflexiones, estoy totalmente de acuerdo contigo, aun recuerdo la primera vez que fui a Paris y me crucé con bolsos autenticos, chaneles, vuitones, chloes.. que parecian piezas de museos, desprendian luz y lujo ellos solos, yo no me los puedo permitir y prefiero no tener imitaciones ya que el resto de mi ropa tampoco acompaña al nivel del bolso, con lo que la cosa cantaria por soleares...

Camila dijo...

Yo la verdad que solo tengo un amazonas que fue un regalo muy especial no me usta aparentar lo que no soy asi que no llevo nada falso en bimba y lola tienen monadas para que quiero mas un beso!!

Anónimo dijo...

Mi idolatrada condesa, me encanta el post de hoy!!!
Yo pienso que en tema de falsificaciones todo depende mucho de la edad con las que las llevas. Me explico: cuando yo tenía 15 años(en el pleistoceno), lo que se llevaba eran los polos de Lacoste, y mis amigas y yo llevabamos unos de mercadillo tan falsos que parecía que el cocodrilo acababa de salir de un "after". Pero como eramos jóvenes y estabamos rebuenas nos importaba un pimiento.

Por eso cuando veo a gente muy jovencilla con camisetas"Dolce& Manoli", me parece hasta gracioso, y me recuerda a "La Juani" de Bigas Luna, que para mí es entrañable en su horterez.
Otra cosa es a partir de los treinta, cuando ves a esas pseudo fashion victims con aires de Carrie Bradshaw de barrio llevando falsificaciones que cantan por peteneras.Eso lo detesto, me parece el colmo del mal gusto y ,como diría mi abuela que era muuuy sabia, "un quiero y no puedo".

El tema clonero para mí es diferente, no me parece mal que una marca se inspire en un producto de lujo para hacer otro más asequible y con cierta calidad.

Y ahora una duda(y perdón por alargarme tanto): en el blog"el diablo viste de Zara" tratan hoy el mismo tema, ¿ha sido casualidad o es que os han pedido a varios bloggers que hableis sobre ello?

Bueno Condesa, muchas gracias por su blog, no sé si mandarle besos o mejor una reverencias!

Mara

Botica Pop dijo...

Lo dejé en lo de Carmeron, el video. Me parece interesante porque dicen que lo ilegal sea copiar el logo pero no el modelo...

http://www.youtube.com/watch?v=zL2FOrx41N0

Al final creo que se trata de que tu sepas cuanto te costó y donde lo compraste. Ajá. La belleza interna del bolso. Absurdo, supongo, pero a mi me parece que así es.

Beauty People dijo...

A mi me gustan los bolsos, me encantan. Tengo 28 años y de momento me puedo permitir comprarme caprichillos de vez en cuando. Visto de Zara y derivados, pero tengo 2 bolsos buenos (Lv y Miu Miu). La gente puede pensar que mis bolsos son imitaciones pq visto de Zara pero no es mi problema. Yo si que se quien lleva la imitacion y no lo señalo con el dedo. El siguiente.... ojala fuera el Chanel 2.

María dijo...

Yo no soy amiga de las falsificaciones, es decir, las copias que imitan hasta en los más ínfimos detalles un original. Pero sí me gustan y me he comprado clones más o menos inspirados en un original de firma, sin pretender ser una calca. Es decir, prefiero mil veces que digan "mira, esa lleva el clon de Chloé de Zara" que "mira, otra que se cree que engaña a alguien con ese fake de Vuitton". Me explico, no? ;) Para mi la diferencia está clara. Me gusta lucir low-cost con orgullo, soy lo que soy! (o lo que el bolsillo me deja)

La Condesa dijo...

Qué fuerte hemos coincidido Carmen (Diablo viste de Prada) y yo es el mismo tema el mismo día!! Gracias por el aviso, acabo de escribirle un comentario para hacerle saber que estamos conectadas mentalmente.
Prometo firmemente que nadie nos ha puesto de acuerdo, el destino como mucho.

Es verdad que hay un componente edad importante en lo de comprar imitaciones. Están las súper jóvenes, pero creo que también las súper maduritas. No sé, yo veo bastantes vecinas con su Trucci tan contentas, en modo, calla niña si de esto nadie se da cuenta y mira qué estupendo es.

Oye que no sabía yo que os gustaba tanto el debate...y yo venga a poner fotos monas y pocas preguntas. No puede ser, cambio de tercio ya mismo.

Que alguien saque las pipas, los abanicos y los taburetes y eah, a comentar en la puerta del blog que es verano!

Rocío dijo...

Hola!! no conocía tu blog y me ha encantado, soy nueva por este mundillo, me hago seguidora, pásate por el mio si quieres! besoss!

Anónimo dijo...

Condesa me encanta la chaqueta con la que sales en el Telva de Julio, chulísima!!!, para cuando amplias la tienda?

Susana

Beatriz dijo...

Y encima para ser más cutres, las imitaciones que se ven por la calle son de bolsos Tous, que si bien pueden tener un precio ligeramente elevado, considero que no se pueden considerar, ni de lejos, bolsos "de lujo".Yo personamelte, por lo que valen, me compro uno de piel en Uterqüe. Tambien ha sido imitado hasta la saciedad el Speedy de LV, cuyo precio está rondando los 450-500 euros, que si bien no es una cantidad despreciable, si te propones ahorrar, es una cantidad que puedes reunir y hacerte con uno auténtico.

XAVS dijo...

Querida qué bien me conoces...una vez me compré un pathek phillipe Gran complication, un reloj que cuesta como 90.000 leuros del ala y que posiblemente jamás podré costearme. Pagué 30 dólares y según salí de china town dije:me han tangao. En menos de 24h se murió...caque de vaque. A mi me daba rabia solo de mirarlo...no, no,no compensa.
Besos,

virevoltante dijo...

hay un video muy chulo de "chico y chica" sobre este tema..

http://vimeo.com/11509755

Tiffany dijo...

A mi me encanta encontrar buenos "clones", sobre todo zapatos de Zara! Pero nada de imitaciones, aunque tengo una amiga que fue a Bangkok y allí hay varias categorías de falsificaciones. Las buenas, son una pasada, pero nunca lo haría por el logo sinó por el modelo en sí. Pero bueno, por ahora, nada de imitaciones yo. Además me da mucha rabia porque tengo el típico bolso Tous de toda la vida, súper bien cuidado y lo quise vender por e-bay y la gente no puja porque hay tantas imitaciones por ahí que se creen que es una más! En fin...ahorremos para el verdadero o tiremos de clones, es mi opinión! Besitos

Tiffany dijo...

Bueno guapa, que me he enrollado en el anterior comentario, sólo decirte que te sigo desde ahora! ;)Besitos

Miss Piggy Fashionista dijo...

Cuando he caido en la tentación de comprar alguna imitación termino por arrepentirme porque la mala calidad del producto hace que termine en la basura o escondida en el closet... ante eso, mejor optar por comprarme-si es que puedo- un artículo original y si no me alcanza, pues cocluyo cn que no es para mí... es de peor gusto andar cn una cartera que se nota q es falsa o un reloj "paraguayo" como he escuchado que les dicen, a un artúculo más económico pero de materiales nobles y de buen diseño. Si me da para un pañuelo Hermés o una cartera de Fendi, no me voy a ir a comprar la imitación koreana o de donde sea. Prefiero quedarme con las ganas y disfrutar si alguna amiga tiene la suerte de q le alcance para comprárselo.

Anónimo dijo...

Bueno yo opino que no hay gente que tiene mucha clase y puede llevar todo lo que quiera de imitación que parecerá que se lo ha comprado todo en las mejores tiendas de moda de Paris y luego hay gente que lleva bolsos de imitación que se notan a leguas, creo que como todo va en la persona si te compras un bolso de imitación de gucci, de vouitton, de loewe pero tienes mucha personalidad y elegancia qué más da, xk tu llevas el bolso no el bolso te lleva a ti.

joshylola dijo...

Pues prefiero llevar normalito a una imitación.Una vez me regalaron una imitacion de Vuitton y no...no pude llevarle nunca..jaja pensaba lo mismo que tú dices "eres feo, eres falso y siempre lo sabré"

Elisabet dijo...

esto me ha recordado a ese día en 2006 en el que fui a louis vuitton en ortega y gasset. yo iba a comprar un mini regalo de navidad a mi hermana y me estaba atiendiendo una chica majísima. de repente la típica señora pija de unos 40 años entró y se me coló a la descarada preguntando si tenían la misma versión de su monedero (según ella, un auténtico monedero de la china que le había regalado un amigo). la dependienta se la miró y le dijo: no, lo siento ese modelo nunca se ha fabricado ni aquí ni en la china. tengo que reconocer que me partí de risa...

M.R.G. dijo...

Tienes razón con esta reflexión y creo que nos la hemos hecho todas en alguna ocasión. Supongo que si te gustan las marcas por lo que representan (detrás de cada marca, como en todo marketing, hay una historia, que evocas, que persigues... de la que te apropias...), el hecho de comprar una falsificación da al traste con esa fantasía e incluso le da la vuelta, provocándote rechazo. Para estas personas, una imitación no tiene sentido.

Pero hay otro tipo de persona que busca la marca solo porque supone estar "en la onda". Vamos, que si se lleva un tipo de bolso o una marca, ellos la consiguen, aunque sea más falsa que Judas. Se quedan tan contentos porque encima valoran el ahorro.

Yo soy más partidaria de los clones: si algo te gusta y no te lo puedes permitir, disfruta con un estilo similar pero de buena calidad. Yo en los clones no trato de ahorrar (no voy buscando una ganga)sino simplemente encontrar la versión "para mí" (y mi economía) de lo que otras pueden llevar porque se pueden gastar 1000€ en un bolso. Yo a lo mejor solo me gasto 150€ y me supone un esfuerzo asi que, por mi clon "MATO". JAAJAJJA

bueno, encantada de conocerte por fin.

besis

Anna dijo...

Si no puedo permitirse una cosa ¿qué sentido tiene comprar la imitación? No quiero ser o parecer lo que no soy!!!!

Arriba las cosas "de verdad!!!!

Mariona dijo...

Hola!
Creo que es un tema polemico, por lo que veo!!!
Mi opinión es que las marcas como channel, luis vuitton, prada, etc...son para un numero depterminado de personas, prendas exclusivas, por el precio sobretodo. Pero la gente que no puede permitirselo, pues también los quiere y de allí que compren las imitaciones. Aunque creo que se notan demasiado, y para mi es un quiero y no puedo.....
un beso!

P.D: Me gustaría aprovechar para decir que hay una exposición muy interesante de la marca BARBOUR. Para todas aquellas/os fashionistas, os va a gustar, hay chaquetas de los años 20, de la segunda guerra mundial, las colaoraciones de Anya Hindmarch y TOKITO., además de la nueva coleccion de verano!!!
Es en Jorge Juan, 5, la tienda es muy chula!
OS LA RECOMIENDO!!!!

Susana dijo...

En mi último viaje a NY me adentré en el mundo de las réplicas. Después de atravesar antros de mala muerte, buscando aquello que en el fondo sabía que no sería posible, entré en un cuarto y fue como el peor de los infiernos. Cómo pierde todo. Nunca más, me dije. Ahora trabajo duro todo año y si en Septiembre hay bono, me doy un homenaje. Este año... habrá bono. LOEWE, ve preparando mi amazona!!!
A lo mejor tu puedes resolverme una duda, todos los bolsos que se ven en la web (en los blogs) tu crees que son auténticos? tantos Mulberry, Chanel y Balenciaga, es posible???
Besos